I´m a loser, baby…

Ayer estaba apurada por llegar a casa y me volví en subte. Me llevé varias sorpresas. Primero, el olor a humano y a bolsa de residuos que hay ahí abajo; segundo, que no se puede respirar; tercero, que la gente cree que se puede bajar y subir al mismo tiempo a un vagón sin chocarse, y cuarto, que Matías toma el mismo ramal y que ayer viajamos juntos. Es eso, o yo aluciné toda una conversación con él a causa de la asfixia y el calor.

La nota patética la di cuando me preguntó si siempre tomaba el subte y le dije que sí. (¿Yo?) Me dijo que nunca me había visto, y dije: “Es que estuve resfriada, y cuando estoy resfriada no puedo viajar en subte porque no puedo respirar” No hace falta aclarar que para cuando había dicho “resfriada” ya me había dado cuenta de que era el argumento más inverosímil del mundo, pero ya era tarde. Tuve que seguir.

Bueno, resulta que ahora sé muchas cosas de Matías: que estuvo de novio diez años. Desde los diecinueve a los veintinueve años, con la misma chica. Y que se separó hace dos años y medio. Que se iban a casar y se dieron cuenta que eran como hermanos, que ya no estaban enamorados, que se querían pero nada más.

Continuar leyendo…

Fuente: ciegaacitas 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: