Todo lo deciden las hembras

Acerca de una frase de Tolstoi

por Flavia de la Fuente

Se fue Tomás. La adrenalina me subió a mil. Escribí un post dolorido y que no sé si estuvo bien. La ira y el dolor no son buenos consejeros. Al día siguiente, al sentir que mis dos opinators no estaban (Q estaba pero tenía que cerrar su columna semanal de Perfil) me puse los pantalones y escribí sobre un tema que tenía pendiente: el gobierno y el aborto. Pero no es mi estilo meterme en polémicas y menos de política. Soy una persona nerviosa y asustadiza. Suelo tener perfil bajo. Pero también soy orgullosa, obsesiva y ansiosa. Todo me lo tomo en forma compulsiva. O lo hago así o lo abandono. Con calma nunca. A medias, jamás. Es así. (Mientras escribo esto escucho los gritos de Tolstoi reprochándome por todos mis pecados). “Perdón, León. Trataré de templar mi carácter.” Pero es la verdad. Así fueron los primeros años de El Amante, así hice durante 4 años con Q el Bafici y también LLP. Todo al galope, sin pausa, con los nervios de punta. Hasta a mí misma me parece ridículo que viva como si fuese la jefa de redacción del New York Times y me digo: “Flavia, calma, es nada más que un blog. Solo tiene que servir para darte placer. Si no, no tiene gracia.” Hasta mi sobrina Vera de 10 años se burla de mí cuando le digo que tengo que trabajar: “Pero no es una obligación”, me dice. “Tía, si no te pagan no es obligatorio”.

Continuar leyendo…

Fuente: lalectoraprovisoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: