Así se logró la llegada de Gran Scala

POR MANUEL TRILLO

ZARAGOZA. Todo empezó con un «soplo» del senador del PAR José María Mur, en las Navidades pasadas. Había llegado a sus oídos que un grupo de inversores estaban buscando ubicación para instalar en Europa un gran espacio de ocio al nivel de la oferta de Las Vegas u Orlando en EE.UU. o de Macao en Asia. Las opciones para un proyecto de dimensiones desconocidas en el continente eran variadas e iban desde países como Polonia o Hungría hasta el norte y el sur de Italia.

Así se lo hizo saber el ex presidente del PAR al consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, el también aragonesista Arturo Aliaga, quien desde entonces hasta hace unas semanas ha llevado el peso de la negociación con los promotores de lo que el pasado miércoles se presentó en Zaragoza como el macrocomplejo Gran Scala. Durante estos casi doce meses, las conversaciones se han llevado en el más absoluto sigilo y su desarrollo ha estado salpicado de peripecias que, al modo de uno de los parques temáticos previsto, Spyland, se acerca al mundo de las películas de espías. Muy pocos colaboradores de Aliaga han estado al corriente de lo que hacía y la mayor parte de los miembros del Gobierno autónomo lo desconocía. Uno de ellos era el actual presidente del PAR y vicepresidente del Gobierno aragonés, José Ángel Biel, quien autorizó el diálogo exploratorio, con la indicación de tentarse bien la ropa y no dar pasos en falso.

El primer contacto

Con la mediación, entre otros, de los consultores barceloneses de Riera y Carreras Asociados, Aliaga entra en contacto con los inversores. El primer encuentro directo se produce en un hotel junto al puerto de Londres, entre los días 23 y 25 de enero, cuando se celebraba en la capital británica una feria internacional del juego, la International Game Exhibition. El consejero les muestra allí una presentación en formato «power point» con las que les trata de convencer de que Aragón es «la mejor localización del sur de Europa» para el proyecto que quieren desarrollar. Los representantes de distintas de las empresas embarcadas en la operación comienzan a interesarse por la zona y someten al consejero a un primer «tercer grado» sobre las posibilidades que ofrece la Comunidad para poner en marcha allí la iniciativa.

Continuar leyendo…

Fuente:  parkzone

Una respuesta

  1. Secretismo y ocultación, una forma de hacer pólitica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: