(Trivia): Los círculos

Que pedo carnales, veo que la pasada trivia no fue difícil para ustedes (tengo miedo) pues claro, si es por una membresia se ponen muy atentos. Esta vez están de  regreso las luciones ópticas y en particular esta que pondré me late un chingo, al principio yo batalle para entenderle, pero ese es el chiste, que no sea nada fácil.

La mecánica aquí, es que vean fijamente al centro de la imagen “X” y enfoquen su vista, la cuestión sera encontrar todos los círculos que hay en la misma. Los primeros dos en responder cuantos círculos se ven, se ganan su membresia.

hiddencircles.jpg

Mucha suerte. D

Fuente: chingadosteimporta 

Anuncios

Seducción mujeres. Ligar. Despertar Deseo

Carta de Surfista

Buenas a todos, hacia algún tiempo que no me pasaba por aquí, ya veo que todo sigue más o menos igual (que sea así por mucho tiempo).

Acercarme a una mujer, conversar con ella, hacer que me desee… Se me ha dado bastante bien con algunas conocidas bajo mi punto de vista. Digamos que desde que empecé con la seducción he estado practicando con amigas y conocidas con bueno resultados.

Pero a lo largo de esta formación, he tropezado con una desventaja. Ya pregunté a algunas personas sin obtener ninguna respuesta (desde luego a ningún psicólogo) y tal vez tu, Violinista, sepas cual es el problema.

Cuando conozco a una mujer, hago lo que está en mi mano para que sea mía, o mejor dicho, para que simplemente me desee. Y cuando ya lo he conseguido y le he “ofrecido lo más interesante de mi sin esperar nada a cambio” la mujer comienza a mostrar interés. Y es entonces cuando comienza una guerra en mi cabeza, una parte de mi dice “¡Bien! ¡Lo he conseguido! ¡Aprovecha Surfista, remata la jugada! ¡No seas idiota!” pero otra parte me dice: “Bah, ya no me interesa, paso.”.

Y es mi segundo pensamiento el que gana, y acabo ignorando a la chica e incluso evitándola. He pensado en ello, y tengo entendido que a ellas les pasa igual, y es entonces cuando te convierten en su mejor amigo. ¿Tal vez sea eso? ¿Tengo complejo de mujer? ¿Por qué no las deseo como los demás hombres? ¿Puede ser algún tipo de miedo? ¿Soy realmente idiota?

Ahí está el problema, tengo que dejar claro, que es muy serio para mi (porque puede parecer una tontería), a ver si puedo saber como solucionarlo.

Saludos a todos.

Contestación del autor

Continuar leyendo…

Fuente: artesdeseducción 

6 curiosidades del poster de Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull

Continuar leyendo…

Fuente:  entuspixels

Gato en gravedad cero

¿Es esto agresión a animales? Creo que son astronautas de la NASA. El vídeo es divertido.

Fuente: mexicolindo 

Allghoi Khorkhoi: El Gusano Mongol de la Muerte

El nombre de Allghoi Khorkhoi puede que no les diga nada a nadie, y si decimos “gusano mongol de la muerte” sonará a bicho inventado para una película de serie B. Pero la realidad es bien distinta: parece ser que en el desierto del Gobi existe un “bichito” del estilo, y decimos bichito por no decir “pedazo de bicharraco” por que según cuentan, mide alrededor de dos metros. Nuestro gusano no pasaría de ser otro reptiloide más si no fuera porque su leyenda va mucho más allá, acrecentada por el hecho de que pocas personas lo han visto, si bien hay pruebas científicas que avalan su existencia.

 

Con estas premisas, es difícil separar la realidad de la ficción. Un ejemplo es su amplio repertorio de ataques que puede lanzar, entre los que se encuentra el lanzamiento de ácido o la electrocución. Así dicho parece imposible, pero si tenemos en cuenta que hay muchos reptiles venenosos y que, incluso, lanzan sangre por los ojos, o que las anguilas y otros peces pueden producir descargas eléctricas bastante serias… la cosa de la ficción cambia y hay que pararse un momento a pensar en que podría ser verdad. No queremos entrar en la veracidad de las leyendas, sino queremos enfocar el asunto desde el punto de vista científico, ya que es la mejor forma de ser objetivo (aunque el folklore y la cultura también nos descubre a veces cuan equivocada estaba la Ciencia).

Continuar leyendo…

Fuente: elsotanodelconocimiento